Haciendo maletas, otra vez.

Para ser médicos tenemos que estudiar seis años, a menos que pierdas unos ciclos y esos años se extiendan un poco. Ese no es mi punto hoy.

A partir de séptimo ciclo de la universidad empieza el externado, lo que indica que verás a tus primeros pacientes. Desde ahí esa es la vida que te espera como médico.

Llevo nueve años aproximadamente entre estudiar y ver pacientes, de estos nueve el último ha sido ya como médico. Durante todo este tiempo he aprendido muchas cosas, desde el trato a un paciente hasta reaccionar en cierto tipo de situaciones. Abres los libros y ahí hay varias respuestas, luego conoces a tus residentes y médicos tratantes que siempre te guían para mejorar con respecto al conocimiento sobre ciertos temas. Un día cualquiera hasta te toca manejar solo un caso porque nadie más se encuentra cerca.

Si le sumas estas experiencias a todos los años metido en hospitales, pues se podría decir que hay muchas cosas que sabes hacer y que no te asustarían tanto.

Esa ha sido mi realidad, hasta hoy.

He decidido darme una oportunidad, pero sobre todo he decidido vivir algo diferente. Hace años que la Salud Pública coquetea conmigo, es tan descarada que lo hace sabiendo que toda mi vida mi amor era con la Cirugía. Pero a veces pasa que sin buscar encuentras y te enamoras. Y empiezas a escribir una historia. Esta historia empezó en la universidad cuando recibí “Administración en Salud” y pude ver las cosas desde un panorama distinto, cuando ya me enamoré fue cuando empecé a vivir mi año #ruraleando. Es inevitable pensar en las cosas que se pueden mejorar en varios aspectos de salud, cuando el enfoque empieza en la salud pública.

He decidido dejar de lado las oportunidades de trabajo que me ofertaban ser médico residente de un hospital o clínica. He decidido darle una oportunidad a la Salud Pública, he decidido intentar con ella, ganar experiencia, aprender y aportar. Entonces estaré lista para tomar una decisión, para saber qué haré a futuro.

Hay momentos en los que el pánico se apodera de mi, porque no tengo mayor idea de lo que haré o de cómo empezar. No es lo mismo que llegar al servicio de Cirugía, ver un paciente y decidir el tratamiento y seguir con el resto de pacientes.

Aquí empiezo de cero y empiezo lejos de casa. Llevo tres años seguidos haciendo maletas para salir de Loxa y luego volver a ella. Eso me duele, me agota, pero sobre todo me llena de tristeza porque aquí está mi vida y aquí se acunan mis sueños. Sin embargo sé que para crecer a veces hay que salir.

Hoy he hecho lo que hago siempre que salgo de Loxa por mucho tiempo, he ido y he tomado una foto en el mirador, una foto de esta ciudad. Para llevarla conmigo, para mirarla cuando la sienta lejos, para volver.

Empiezo un nuevo camino, con los sueños por delante. Desde mañana, en Guayaquil.

20140401-204331.jpg

“Lo hermoso del desierto es que en cualquier parte esconde un pozo.”  El Principito

Presentación de #ruraleando libro

Aquel viernes que esperé desde diciembre del 2013, había llegado. Desperté llena de ilusión, los nervios no llegaban aún.

La última entrevista en radio, las pruebas del streaming con el equipo de @qoloquio y @fernandozhingre. Todo tomaba forma, faltaban pocas horas para presentar oficialmente mi primer libro, el primer #ruraleando en versión digital.

Estaba feliz y esa felicidad era tan grande que le ganaba a los nervios. Llegué a casa para almorzar con mi hermano y seguir con los preparativos personales, me refiero a eso de la formalidad, gabinete para el peinado que siempre es el mismo, cabello alisado, el maquillaje lo hago yo porque soy pésima para embarrarme de todo lo que sale en la tele, vestido, bisutería, zapatos. Estaba lista, había llegado la hora.

Conectar la computadora al proyector, respirar profundo y esperar.

Llegaban los abrazos inesperados, las flores, los recados que cruzaron el Atlántico gracias a la sobrina de @gabbycorsalas, poco a poco llegaban los invitados.

Era momento de empezar, el programa sería corto, porque no se necesita de muchas cosas para presentar a las personas lo que meses atrás era nada más un sueño.

La presentación del libro estaría a cargo de aquella persona que soñó la escuela de Medicina de la @utpl, un ser humano maravilloso al que admiro y quiero, lo puedo llamar amigo, lo puedo tratar de tu sin miedo a que se ofenda porque no lo trato por su título. Desde La Paz, Bolivia @LMromerof presentaba mi libro, al que promocionó tanto.

Y aquí me detendré un momento, Luis Miguel ya no es el rector de la Universidad Técnica Particular de Loja y sin embargo fue lo más cercano a la universidad en la que me formé como médico que estuvo presente esa noche, a excepción de los representantes de la Camerata Arkos que nos acompañaron con su hermoso talento musical, el maestro Maestro Winfried Miterrer en el piano y el Maestro José Macas en la viola, agradezco a Loreto Sáez y a Isabel Álvarez por su gestión.

Días previos recibí la llamada de la secretaria del actual rector de la universidad, me dijeron “al rector le gustaría reunirse con usted”, así que fui. Hablamos media hora, al inicio recibí una felicitación “por lo que has logrado”, en ese momento me sentí contenta, pero luego descubrí que el rector poco sabía de #ruraleando, entonces es como si una herida previa se te abriera nuevamente. Para ese momento ya había dejado mis invitaciones para algunas autoridades de la universidad así como de la escuela de medicina. Ninguna llegó a la presentación del libro, es más fácil hacer una reunión, escribir un mail o un comentario en el blog sintiendo “orgullo por una ex alumna de la UTPL”, es más fácil sumarte a una lista de correos de ex alumnos para invitarte a misas y cenas… pero a menos que ganes un Nobel, no te darán mayor importancia.

Y no es que odie la universidad, lo que pasa es que me duele, me duele hasta las lágrimas porque sé que puede ser diferente, porque no es que me guste molestar (trollear) sino porque la he visto tan grande tantas veces y otras veces solamente la veo de reojo porque me duele.

Las autoridades representantes del Ministerio de Salud tampoco fueron, pero bueno, la Ministra Vance escribe el epílogo del libro, que ella sepa lo que significa #ruraleando, me llena de alegría y orgullo.

Pero esa era una noche feliz, así que subí al escenario a presentar el fruto de un trabajo disciplinado, lleno de ilusión y cariño, un sueño hecho realidad. Se me quebró la voz cuando les contaba a todos que perdí ciclos y materias pero que el amor de mi familia y mi amor por los sueños me habían permitido seguir adelante, hasta llegar ahí, a presentar mi primer libro.

Recibí con mucho orgullo una condecoración de parte del Municipio de Loxa, me emocioné tanto porque hace mucho tiempo creo que todos los días se puede trabajar por una mejor ciudad, he procurado hacerlo desde el sitio en que me encuentre, pero siempre llevo a Loxa por delante.

Agradezco a todas aquellas personas que me acompañaron esa noche de manera presencial y por streaming, por su apoyo, por su cariño, por alegrarse y festejar conmigo por este momento tan importante en mi vida.

¡Soy feliz, lo soy!

20140305-095337.jpg

Feliz cumpleaños #LoxaEsMás

LoxaEsMas

Hace un año… a esta hora nacía #LoxaEsMas!!!

A lo mejor y no lo recuerdan, pero si les hablo de un Henry Bustamante ahí si de ley se acuerdan.

El punto es el siguiente, yo hace un año, decidí dejar de esperar para empezar a hacer. Yo estaba lejos de Loxa, como hoy, sin embargo el acceso a las redes me permitía leer aquellos tweets de lo que los lojanos se quejaban… que hayan dicho que comemos perro. Eso sería el inicio de LoxaEsMas porque mientras unos aborrecían a aquel individuo que hizo ese comentario, otros empezamos a despertarnos para exigir una mejor ciudad.

Con gran orgullo puedo decir que soy parte del colectivo desde el inicio a pesar de la distancia. He caminado con #LoxaEsMas, he crecido con el colectivo, me he involucrado con el mismo… recuerdo claramente aquel viernes 29 de junio del 2012 en el que cambié urgentemente uno de mis turnos como interna rotativa, para poder viajar a Loxa y pegar por lo menos el primer twitcallejero y regresar a Quito esperando leer sobre la reacción de la gente en la ciudad. Talvez nunca imaginé que eso que hicimos tuviera un eco tan grande como lo tuvo. Luego la presentación en el cabildo, luego el maravilloso podcast que por ejemplo hoy sábado podríamos escuchar… pero…

Mi sueño por Loxa es inmenso… inmenso… más de una vez la imagino grande, inmensa, como referente de este país… Eso es para mi #LoxaEsMas!!! Por eso lucho todos los días, desde cualquier sitio, hace un año desde Quito, ahora desde Latacunga. El objetivo es ese, volver y crecer… crecer en Loxa… luchar por Loxa…

Y creo que todo sería más fácil si es que hiciéramos una ciudad así!

“mi ciudad llena de innovadores y menos alcanfores”

ORGULLOSAMENTE SOY PARTE DE #LoxaEsMas!!!

2012, uno de los mejores años de mi vida!!!

lo inicié con pie derecho! cubriendo unas horas en el servicio de Emergencia de la clínica rodeada de personas que durante gran tiempo se convirtieron en mi familia… ese sería solamente el inicio del que hasta hoy puedo describir como uno de los mejores años de mi vida, por no decir que fue el mejor.

Enero y febrero marcarían mi vida para siempre, con la rotación en el Baca Ortíz… Niños con cáncer ganándose mi corazón… mi primera propuesta de matrimonio por parte de Juanito (mi paciente con leucemia), Samuel, Julián, Maykel volviendo a casa… la muerte de Sisa, de Dayana, de Genesis, de Gilson por el asqueroso y estúpido cáncer…

Screen shot 2012-12-31 at 21.05.45

La gran amistad con el Dr. iPhone (Edu Pozo) entre tabacos y konitos de chocolate.  Así fuimos haciéndonos amigos entre contarnos historias, miedos, sueños… y con el tiempo hasta llegamos a operar juntos… (aún te debo un post).

El servicio de “Lactantes” con San Dinor que dejó la foto en el altar de la iglesia para poder ser pediatra y ayudarnos con sus conocimientos… la toma de signos, los paseos en ambulancias.  Encontrar a Amalia y a MIlagros su hija a la que conocimos en la panza de su mamá y que parecía que no nacería (por eso su nombre), las risas, los tamales, el Cantaclaro, mi accidente en la cooperativa, volver a ver a Mathías y cargarlo entre mis brazos, despedirle de “Miguicho” cuando por fin dejó de chuparse el oxígeno y se curó la neumonía…

Screen shot 2012-12-31 at 21.23.12

Desde marzo hasta agosto la vida de pinche interna sería en la Clínica Pichincha en “medicina interna” y luego en “CIRUGÍA” y “traumatología” … todos los días aprendiendo algo conociendo gente maravillosa, pasando junto al jefe en las entregas de turno con la guti porque mucha bulla hacíamos jajajaja!!! “Denisse, Guti… vengan adelante y siéntese una a cada lado”!!!  Conociendo residentes que con el tiempo se convertirían en grandes amigos.  Poco a poco veía mi sueño hacerse realidad, sería cirujana cuando sea grande!!! Nunca sentí tanta pasión por algo desde que dejé el basket, empecé medicina y entré a un quirófano…

Todo se hacía más llevadero con las personas que me acompañaron en ese momento de mi vida, fiestas, promociones de pizza, mojitos, borracheras, conciertos, cumpleaños, bailes, historias… y aquella inolvidable noche de teatro “La casa de Bernarda Alba”, o la noche de suerte con Pablo y Pao que ella y yo entramos gratis al concierto de Jorge Drexler… o cuando fuimos con un poco de locos al Cotopaxi y tomábamos Cantaclaro para ganar fuerzas y subir (hasta el refugio) jaja…

Screen shot 2012-12-31 at 23.11.58

compinches

 

Quiero agradecer a Mau por todo aquello que en su tiempo me permitió conocer de él y de mi… lo mejor para tí siempre

Mau

En agosto egresé como Doctora!!! ese fue el mejor momento de mi vida!!! lo mejor del 2012.  Es una lástima que el abuelo no pueda verlo…

y por fin conocí a Botellas arrojadas al mar y me llené de alegría al saber que es hasta más hermoso de lo que imaginé que era… compartimos las historias, los sueños, las risas, los abrazos…

Screen shot 2012-12-31 at 23.27.30

Desde septiembre acá los días han sido más difíciles, volver a casa de los papás, a las reglas a las diferencias… la tesis del mal que me ha sacado problemas, lágrimas, enojos, suspiros, problemas y problemas… pero ya la terminé y con eso empiezo el 2013 disertando esa tortura y haciendo si Dios lo permite mi año rural…

Hay algo que me llenó… y fue la sonrisa de un niño… se llama Sebastián y trajo a la familia la alegría que trae la inocencia de un niño… las risas, los juegos, los juguetes…

Sebas

lo mejor de todo… de todo lo vivido… es haber caminado y compartido todo esto con aquel socio… el compañero de los buenos y malos momentos…

y bueno solo me queda agradecer a Dios por este maravilloso año… por la historia que ha escrito para mí y porque en esa historia me ha dejado hacer lo que amo…

FELIZ AÑO A TODOS!!! gracias por ser parte de mi vida

Lo que me gusta de ser lojana… es que soy LOJUDA!!!

Cuando tenía que decidir entre hacer el internado aquí o en Quito, escogí siempre irme lejos, soy de las que piensa que si tienes la oportunidad de salir, tienes que hacerlo;  lo importante para mi era volver, volver a mi Loja.  Quería “ABSORBER TODOS LOS CONOCIMIENTOS, TODOS LOS PROCEDIMIENTOS, TODA LA CIENCIA…TODO LO QUE PUEDA para cuando vuelva poder empezar a poner en práctica en mi sur, en ese rincón casi siempre olvidado de una Patria golpeada por los años.  Me cansé de que mi gente salga de Loxa a buscar cura para sus enfermedades, me cansé de que se crea que fuera todo es mejor, me cansé de que se crea que la buena vida está en otras ciudades… ME CANSÉ…!!!” (parte de un mail escrito el 7 de Junio para #LoxaEsMas ).

Recuerdo este día un año atrás, estaba de turno, les contaba a los del servicio de emergencia que era la independencia de mi ciudad, me daba nostalgia estar lejos.  De repente llegó el Doctor Ramírez (uno de los tantos lojanos que trabajan en la Clínica Pichincha) y me dice “Doctora! no se va a la fiesta de los nuestros en el condado? va a haber repe, cecina, arvejas con guineo, miel con quesillo… todas las delicias de nuestra hermosa tierra” le digo que estaba de turno y me dice que lamentaba mucho esa noticia.  Entre emergencias y descansos me pasé tarareando “Alma lojana” mientras se me venían imágenes de toda mi vida en la ciudad más hermosa del planeta.

Los días pasaron y recuerdo aquel en el que aprendí el significado de “lojuda”, estaba en cirugía con Cirujano maravilla en ese tiempo no éramos tan buenos amigos, entonces me preguntaron si me gusta Quito, les dije que sí pero que mi intención es vivir en Loja.  Entonces dijo algo que me quedó grabado “hay lojanos, lojeños y lojudos.  Los lojanos son aquellos que nacen en Loja y no han salido nunca, los lojeños son aquellos que nacieron en Loja, salieron a prepararse a otro lugar y se quedaron ahí, lo lojudos son los que nacieron en Loja, salieron a prepararse en otro lugar y a pesar de eso vuelven a Loja”, me callé mientras todos se reían… aquella mañana aprendí que ser lojudo es algo similar a ser “cojudo”.

Mientras pasaban los días mi sueños por mi ciudad se hacían más grandes y numerosos, me preguntaba cosas como “¿cuándo se harán cirugías de corazón abierto?, ¿cuándo se harán trasplantes? y la más importante ¿cuándo la gente que requiera calidad en servicios de salud empezará a ir a Loja en lugar de ir a otros lugares?”, trabajé y sigo trabajando por dejar de preguntarme eso y empezar a verlo.

En los últimos días en la clínica, luego de una evaluación, el director me dijo frente a varias personas “tu y yo ya hemos hablado, tu intención está en volver a Loja, así que Denisse, dale a Loja lo que se merece” recuerdo tanto ese momento, que orgullo sentí al escucharlo, creo que el corazón se me hizo más grande de tanto que latió en ese momento.

Y bueno, aquí estoy!!! en Loja, hace 74 días con la ilusión de que este pedazo de tierra incrustada en un mapa al sur de un país un día más cercano que lejano, sea el referente para muchos en varios aspectos.

A veces, solo a veces cierro mis ojos para imaginarla, las otras veces lo hago con los ojos bien abiertotes, para no perderme nada.  A veces la imagino haciendo noticia en los canales y diarios más reconocidos del mundo… mmm WAIT!!! eso ya lo hicimos

Promocional Loja Ecuador CNN

 “Tuits para transformar a una ciudad” BBC mundo

… LES DIJE QUE NO ERA UN DÍA LEJANO…

Hoy mi ciudad cumple 192 años de independencia… Y no voy a decir “Viva Loja”, lo que quiero decir es :

QUE ORGULLO SER LOJUDA!!!