Extramural en Yacuambi

Desde mañana estaré en Yacuambi… no importa dónde quede… importa lo que yo deje en ese lugar…
talvés será por ahora lo más cercano a mi medicatura rural…
llevo la ilusión con la que inicié esta carrera, las ganas de vivir y de servir… las ganas de cargar en mi maleta las sonrisas que coseche… las nuevas ilusiones, las nuevas metas…

Siento tanta pasión cuando hablo de la profesión que he escogido… me siento afortunada por todo lo que he vivido gracias a ella… nunca olvidaré los primeros ojos negros que se cruzaron con los míos y me inspiraron a seguir luchando por este sueño… Ni siquiera sé el nombre del dueño de esos ojos negros, solo sé que fueron mis manos quienes le ayudaron a respirar por primera vez.

Ya tantos años han pasado desde aquella vez y la ilusión por vivir inmumerables momentos como ese aún es mi fiel compañera.  Mañana doy un paso más al final de mi carrera como estudiante de medicina, tengo que ir a un lugar rural, y trabajar con el médico de ahí… tengo la seguridad que será una experiencia maravillosa e incomparable…

Voy ilusionada (como siempre), con la maleta vacía…  para traerla llena de sonrisas, de recuerdos, de sueños por cumplir…

SOY FELIZ… y agradecida con Dios porque me permite hacer lo que amo y amar lo que vivo…!!!

Pd:  esta es una de mis fotos favoritas… la tomé en una de las tantas veces que fui de Misión a algún lugar del Ecuador 🙂 ésta es de un lugar llamado Chapinza en la provincia de Zamora Chinchipe…  los enanos definitivamente ME INSPIRAN VIVIR…!!!