El post que le faltó a #ruraleando

Uno de mis objetivos cuando empecé #ruraleando era vivir con la comunidad. Eso me permitiría involucrarme un poco más con sus necesidades y también me permitiría establecer lazos con los habitantes.

Mi primera pregunta después de que me notificaron que mi Centro de Salud sería Patután fue “¿hay residencia para el médico?”. La respuesta fue “no hay pero en abril le entregamos el nuevo Centro de Salud y ahí sí hay residencia”.

Decidí vivir en un hotel hasta que me entreguen el Centro de Salud.

El 14 de febrero del 2013 se inauguró en Cotopaxi el primer Centro de Salud tipo A “Loma Grande“. La inauguración estuvo a cargo de la Ministra Carina Vance, así que cuando la vi aquella tarde del 14 de febrero me dije lo siguiente:

“El día en que la Ministra venga a inaugurar el Centro de Salud de Patután yo juro que me tomaré una foto con ella. No puedo terminar mi rural sin una foto con la Ministra en el nuevo Centro de Salud”

Pero los meses pasaron y llegó febrero del 2014. Me fui de Patután. Me fui con esos dos pendientes en mi vida. Ni se había inaugurado el Centro de Salud ni tenía foto con la Ministra Vance aunque para ese momento la Ministra ya conocía de #ruraleando libro y había aceptado escribir el epílogo del libro.

Al irme les dije a mis compañeros de Patután que volvería cuando sea la inauguración de Centro de Salud de Patután. Pero esa fecha no llegaba y mi vida tomaría un camino diferente.

Desde abril empecé con un reto nuevo en mi vida. Le di una oportunidad a la Salud Pública simulando ser yo aquella chica que le da una oportunidad a alguien que muere por ella. Han pasado seis meses y me he enamorado de la Salud Pública y ahora es ella la que me da oportunidades todos los días.

Y entre todas las oportunidades que me ha regalado está cumplir uno de los pendientes de #ruraleando. En el mes de agosto asumí la responsabilidad de ser por unos días Directora Distrital de Playas. Todo era nuevo en el sentido de llevar las riendas de un distrito y mostrarle al equipo la necesidad de trabajar para construir un sistema de salud.

El viernes 1 de agosto los directores distritales de Guayas Rural nos reunimos con la Ministra Vance y almorzamos con ella mientras le contábamos sobre el trabajo que se ha realizado en cada uno de los distritos. Almorzar con la Ministra era lo que se me repetía mil veces en la mente. Yo había añorado tanto tiempo una foto con esa mujer a la que he admirado y de repente me dicen que almorzaré con ella. Aún siento en el rostro la sonrisa con la que me desperté aquella madrugada mientras viajaba a Bucay.

Llegó el tan esperado almuerzo. La ministra entró y empezó a saludar a todos acompañada de mi jefe grande. Mis rodillas temblaban y el corazón latía fuerte. Cuando llegaba mi turno de ser presentada el jefe grande se tomó más tiempo para presentarme y lo primero que le dijo a la Ministra fue “señorita Ministra, ¿usted se acuerda de #ruraleando?”. La Ministra se detiene a pensar y dice “claro que lo recuerdo”. El jefe grande le dice “le presento a la Dra. Denisse Calle. Ella es la que escribió #ruraleando y es parte de nuestro equipo”. Entonces en un minuto hablamos sobre lo mucho que le gustó la iniciativa y sobre lo lamentable de que nuestras dos citas previas no se pudieron concretar. Una hora más tarde yo cumpliría uno de los pendientes de #ruraleando.

IMG_2838.PNG
01 de agosto 2014 con la Ministra Carina Vance en Bucay

Ya me sentía bastante afortunada con todo lo vivido. Pero el trabajo y el compromiso por mejorar el Sistema de Salud siguen y no se detienen. Los retos cada vez son más grandes. Así que hay que seguir y eso hemos hecho. Seguimos haciendo camino.

Un mes y dos días después de aquella foto, como si ya la Salud Pública no me hubiese regalado suficiente, encontraría la invitación pública a la inauguración del Centro de Salud de Patután.

Tenía que ir a  Patután. Tenía que volver para ver con mis ojos aquello que había soñado. Tenía que volver para compartir la alegría con la gente, con mis compañeros. Tenía que volver para darme cuenta que el trabajo fuerte y a veces desgastante que hacemos en Salud Pública vale la pena por productos como estos. Pero sobre todo tenía que volver porque parte de mi vida se quedó ahí, en Patután, en mi Patatús como le llamaba.

Metí pocas cosas en la mochila y fui al terminal. La aventura empezaba. No sabía ni qué bus tomar, solamente sabía que tenía que llegar a Latacunga porque el resto de la ruta ya me la conocía.

Para no perder la costumbre decidí tomar el bus “San Felipe – La Calera” cuya última parada es Patután. Y como buena costumbre me tocó correr detrás del bus para que no me deje, así como me pasaba en #ruraleando. Las lágrimas se me caían de la emoción, sentía como si no me hubiese ido nunca.

Las autoridades de Salud y las de la comunidad estaban reunidas. Yo no le había dicho a mis compañeros que iba. Así que cuando Paola hablaba presentando el evento yo me aparecí y no pudo decir mucho.

Solicité que me permitan hablar. Al inicio lo único que hice fue llorar, estaba emocionada. Ese era nuestro sueño y yo había viajado para verlo hecho una realidad. Miré a la Ministra y le dije “señorita Ministra aquí se escribió #ruraleando“. Entonces ella empezó a aplaudir. Y de repente mis compañeros lloraban, yo lloraba. Bien dice El Principito que “es tan misterioso el país de las lágrimas”.

Al iniciar el recorrido hacia el nuevo Centro de Salud, la Ministra se detiene, me saluda y me dice “¿por qué haces llorar a todos? Vamos a que conozcas tu Centro de Salud”. Abracé a mi compañera Pao y nos fuimos llorando de alegría.

Desde el 3 de abril de este año he pasado días y noches trabajando con un equipo para mejorar la Salud Pública. Y todos los días hay algo que hacer, algo que mejorar, algo que crear. Todos los días hay una falla, un error. Por esa falla y ese error se borran todas aquellas cosas construidas que han involucrado más que horas laborales. Yo aún veo fallas y a veces también me canso porque parece que aramos en el mar. Parece que nada mejora o que nada avanza.

Entonces caminas veinte pasos y encuentras un Centro de Salud que en este caso se llama Patután y te das cuenta que todo ese sacrificio y trabajo valen la pena porque de a poco construyen. Porque te das cuenta que es posible ofrecerle a la gente algo mejor. Porque te das cuenta que el verdadero pago a tu trabajo es mirar las sonrisas y los ojos brillantes de las personas que ahora tienen algo que merecieron siempre.

Al entrar respiré cada espacio de ese lugar, admiré cada esquina. No podía creerlo, aún no lo creo. No dejaba de repetir lo hermoso que era lo que veía. ¡Cuánta felicidad en un instante!.

Un Centro de Salud tipo B cumple con las siguientes características:

  • Población asignada de 10.000 – 25.000 personas
  • Consulta General
  • Enfermería
  • Odontología
  • Urgencia
  • Laboratorio
  • Imagen
  • Rehabilitación
  • Farmacia

Este era hasta hace meses el Subcentro de Salud Patután

patatús-1

El después se lo dejo a ustedes. A lo mejor y puedan sentir lo mismo que yo sentí al cumplir mi segundo pendiente de #ruraleando.

IMG_0563image_14 image_13 image_11image_9image_5 image_6 image_10image_4image_7 image_8 image_3 image_2

Y aquí con mis pacientes, con los amigos de #ruraleando y con mi querido cholito Juan Andrés Chuchuca que está como Director Nacional de Primer Nivel y fue quien me ayudó cuando empecé a trabajar con Salud Pública

Con nuestras pacientes de siempre
Con nuestras pacientes de siempre
Dr. Juan Andrés Chuchuca. Director Nacional de Primer Nivel (S)
Dr. Juan Andrés Chuchuca. Director Nacional de Primer Nivel (S)
IMG_0565
Mis amigos de #ruraleando. Pauly, Dr. Tarco y Pao

13 comentarios en “El post que le faltó a #ruraleando

  1. Denisse me hiciste chillar! Pero de emocion! Senti cada palabra que escribiste! Q felicidad me da saber que los sueños de nuestra salud publica se van cumpliendo!

  2. Mi hija, cuando hay la entrega y ganas de construir un camino Paso a Paso Dios Te guia y Te da Las oportunidades y por el gran Corazon que tienes . Eres Una luchadora y poco a poco estas haciendo realidad tus sueños. No Te dances y sigue adelante Te admiro y Te amo mi Denisse. Que Dios Te acompañe en Tu largo camino Te ammmmmmooooooo.

  3. Debo confesar que me salieron lágrimas al leer esto, es verdad que a veces nos desesperamos tanto por cosas que ocurren en la rural, pero a la final lo que importa es ver la sonrisa de los pacientes, los abrazos de los niños y la mejoría en cuanto a la salud de nuestras comunidades… Si uno puede colaborar en todo para mejorar la salud de los demás, ahí estaremos presentes siempre!
    Felicidades por tu gestión, éxitos y bendiciones! :)

    1. Mi querida doctora #ruraleando tú sabes lo importante que es el trabajo diario en los centros de salud. Más de una vez ese trabajo no es ni valorado ni respetado. Sin embargo la alegría de aportar en la vida de otros es el mejor regalo.
      Un abrazote

  4. Yo también pregunto:
    ¿ por qué haces llorar ?

    Felicidades por tu empuje, sigue así que los frutos llegan solos.

  5. Mi Primis querida ya dice la canción “se hace camino al andar” y vos lo estas haciendo muy bien, te felicito sigue adelante, eres un digno ejemplo a seguir

  6. Niche tu sabes que tus alegrías son las mías y que me llena de orgullo ver como se van concretando todas estas cosas. Ahora yo siento que tengo pendiente el conocer ese lugar del que tanto he leído y me has hablado, ese lugar donde comenzaron tantas cosas y se materializaron tantas otras.

    Un abrazote inmenzo, como el que nos damos cada vez que nos vemos, te quiero mucho y que vengan muchas cosas más… Grandes cosas más :-)

  7. Mi niche, Mi hermana, mi ejemplo
    empezaria y terminaria todo con “que orgulloso me siento por ti ”
    En realidad la piel se me erizo, los cabellos de punta terminar, senti esas mariposas en la panza con cada palabra relatada por ti.
    es verdad el mejor precio que se puede pagar es una sonrisa sincera y la gratitud eterna.
    has colocado cada escalon en tu camino aun sabiendo que tu trabajo no tendria una recompensa subjetiva muchas veces pero cuando el sueño se cumple el cuerpo y el alma se invaden de emociones hermosas como la que tengo en este momento ahora y no por tus logros, si no porque siempre hemos caminado de las manos aun cuando nuestros cuerpos se encuentren distantes, aun cuando tengamos que sumergirnos en aquel mundo magico de las lagrimas pero cada paso lo hemos dado siempre juntos mi compañera mi soporte mi todo gracias por ser quien eres y cargarme cuando mi aliento ya no me permitia caminar y encender la luz cuando transitaba por aquel camino oscuro y nunca perder la fe.
    Te Amo
    Gracias a Dios porque la salud publica tiene A mi niche y a ruraleando
    att: Juan Carlos Calle

    1. “pero si un cordero se come a la única flor que existe en mi planeta, para mi se apagarían todas las estrellas. ¿Y tú crees que eso no es importante?”
      Mi querido ñaño. Mucho nos ha tocado por vivir, pero sí que nos ha ido bien a pesar de todo.
      Te amo. Gracias por compartir esta felicidad conmigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *